Logotipo IDQ Web

Por Isaac Díez -- 19/12/2015

Instalando programas en GNU/LINUX.


Los programas en GNU/Linux pueden estar en diversas formas preparadas para la instalación en nuestros equipos, además de también depender de la distribución que uses la instalación difiere un poco.

Paquetes .deb y .rpm:

Linux está dividido en dos grandes mundos y lo representan muy bien los paquetes DEB y los RPM. El primero es empleado por Debian y derivados como Ubuntu, mientras que el segundo se emplea en SuSE, Fedora,y otras.

RPM:

Si estás en Novell SuSE o en openSuSE, puedes usar YaST para instalar paquetes de este tipo. Para ello solo tienes que ir al menú de SuSE, hacer clic en “Sistema”, “YaST” y luego vamos a la opción “Instalar/desinstalar software”. Así podremos instalar paquetes desde el DVD de tu distro o desde la red.

Si ya tenemos el paquete descargado, podemos hacer clic con el botón derecho sobre él y nos dará la opción de Instalar. Muy sencillo…

Si queremos hacerlo desde la consola en vez de YaST usa Zypper:

En Red Hat más de lo mismo… En cambio, si tienes Fedora o CentOS, puedes usar YUM. Vayamos primero con YUM, que desde el directorio donde se encuentra el paquete, en el terminal debes escribir:

Y si existe una herramienta común para instalar RPM es la propia rpm presente en multitud de distribuciones que se basan en este tipo de paquetería:

En Mandriva se puede emplear el Mandriva Control Center para instalar programas o RPMDrake. También puedes emplear en modo texto urpm:

DEB:

En Ubuntu, puedes emplear el sencillo Centro de Software de Ubuntu para instalar paquetes desde los repositorios oficiales. Desde Debian también se puede instalar con gdebi-gtk, de forma gráfica y sencilla o con Synaptic, estos también funcionan en otras distros, solo tienes que instalarlos.

Otra herramienta interesante es Dselect, también en modo gráfico para manejar los paquetes de forma sencilla. Pero para los que les tire más la consola, puedes emplear dpkg o apt (recuerda anteponer sudo o trabajar con privilegios root):

o

Aptitude es otra herramienta bastante completa que puedes usar tecleando lo siguiente:

Hay otras distribuciones que usan gestores de paquetes diferentes, ejemplo:
Arch

La FreeBSD suele usar Portage

Paldo es otro gestor de paquetes:

Pardus Linux usa:


Instalar tarballs:

Los paquetes que se instalan directamente desde la fuente se empaquetan con la primitiva, pero aun útil y eficiente, herramienta Tar (de ahí el nombre tarball) y luego se comprimen empleando algún tipo de formato comprimido.

Algunos paquetes de este tipo vienen con ficheros en su interior tipo .jar, .bin, .rpm,…, en ese caso tan solo hay que desempaquetar y emplear el procedimiento correcto para el binario que alberga. Pero por lo general es código fuente que hay que compilar e instalar.

Para esto nos ponemos en el Directorio donde este el “tarball” y a continuación debemos según como venga ejecutar unas cosas u otras:

tar.gz o tgz:

Estos tipos de tarball es muy empleado en Slackware y derivados, aunque se ha extendido para empaquetar código para el resto de distribuciones. Su instalación es así (recuerda ejecutar ./configure, make y make install con privilegios, ya sabes, como root o anteponiendo sudo al comando…):

Si esto no funcionara, puedes acceder al directorio desempaquetado para comprobar si existe algún fichero de texto con las instrucciones para instalarlo. A veces, cuando no siguen este procedimiento estándar, los desarrolladores incluyen este tipo de ficheros para explicarte las particularidades, dependencias, etc.

Tar.bz2 o .tbz2:

Se trata de un paquete muy empleado en BSD y que también se ha extendido a Linux y otros *nix. Es un empaquetado con tar y comprimido utilizando BSD Zip 2. El procedimiento para instalar este tipo de programas es:

Otros Tape Archive:

En ocasiones se emplea un tape archive o fichero tar sin compresión. Este tipo de paquetes mantiene la información necesaria para restaurar totalmente los ficheros que contiene y para desempaquetarlo tan solo hay que hacer esto:

Luego busca un fichero con nombre README.txt (o similar) dentro del directorio desempaquetado y busca las instrucciones de instalación. Normalmente se trata de hacer un procedimiento similar a los anteriores…

Tar.xz o .xz o .txz:

Para operar con este tipo de paquetes hay que tener la herramienta xz-utils instalada. Para desempaquetarlos e instalarlos se emplea:

o

o

Y una vez descomprimido se busca un fichero README.txt o INSTALL.txt para ver los detalles de la instalación, que por lo general es la típica ./configure, make y make install. Aunque a veces puede emplearse cmake.

.gz o .gzip o .bzip2:

Con GNU Zip se pueden comprimir paquetes de tipo .gz o .gzip. Estos son tratados de forma similar a los paquetes comprimidos con BSD Zip 2 con extensión .bzip2. Para tratar este tipo de paquetes debemos tener disponibles las herramientas unzip y bunzip2 en nuestro sistema:

El resto es similar a los pasos vistos con los tarballs anteriores… Asegurate de ver los ficheros README o INSTALL presentes.

.tar.lzma, .tlz:

Tanto si aparece por su nombre largo, .tar.lzma, como si aparece por su nombre corto .tlz, estos paquetes utilizan el algoritmo de compresión Lempel-Ziv-Markov y para extraerlos e instalarlos, debes teclear en la consola (previamente se necesita tener instalado el paquete lzma):

o

o

o

 

Dependiendo del formato en el que se nos presente el paquete. Luego puedes mirar algún fichero de texto en su interior con instrucciones o seguir los pasos que hemos descrito para instalar los otros tarballs (./config, make, make install). Otra buena práctica es mirar en la web del desarrollador, donde aparecen tutoriales de como se instalan los paquetes o existen sitios Wiki con multitud de información.


Cómo instalar paquetes binarios:

.jar:

Para instalar paquetes java es bastante sencillo. Los requisitos son evidentes, tener instalada la máquina virtual Java de Oracle (ya sea la JRE o JDK). Para instalarlo debemos hacer clic con el botón derecho del ratón sobre él y seleccionar “Abrir con otra aplicación” en el menú desplegable. Aparecerá una ventana con una lista de aplicaciones de nuestro sistema y una línea de formulario abajo para escribir una. Pues en dicho espacio escribes “java –jar ” sin comillas, incluido el espacio tras jar que he dejado yo. Luego presionas sobre el botón “Abrir” y se debería ejecutar sin problema. Como puedes comprobar no es necesario instalarlo.

.bin:

Los podemos ejecutar haciendo doble clic sobre ellos para abrirlos, si previamente le hemos dado permisos de ejecución. Para ello haz clic con el botón derecho del ratón sobre el fichero y luego ve a “Propiedades” para asignarle permisos de ejecución en la pestaña “Permisos”. También se puede instalar desde la consola haciendo lo siguiente:

.run:

Para los .run procederemos de forma similar a los .bin. Este formato es muy utilizado para drivers, como por ejemplo los AMD Catalyst Center. Para instalarlo se puede usar la consola:

cd directorio_donde_está_el_paquete
sh ./nombre_paquete.run

Recuerda asignarle previamente permisos de ejecución. Además, algunos necesitan ejecutarse con privilegios, en tal caso hazlo como root o con sudo.

Si quieres instalar el .run en modo gráfico, puedes hacer clic con el botón derecho del ratón sobre él y seleccionas “Propiedades”, luego en la pestaña “Permisos” marcas “Permitir ejecutar el archivo como un programa” y aceptas para cerrar. Ahora al hacer doble clic sobre el .run verás que se abre un instalador muy similar a los de Windows (tipo Siguiente, Siguiente, Aceptar…).


Cómo instalar scripts:

.sh:

En Linux también podemos encontrar scripts con extensiones .sh o los .py. Para instalar este tipo de scripts nos dirigiremos al directorio donde se cuentra el script con el comando “cd” como hemos visto anteriormente. ¡Ojo! Si el script estuviese empaquetdo, primero desempaquetalo o descomprímelo. Luego, puedes darle permisos de ejecución como ya sabes (puedes hacerlo en modo gráfico o desde el terminal con el comando “chmod +x nombre_script” sin comillas). Una vez tengan permisos de ejecución, desde el terminal:

o

.py:

Para los ficheros con extensión .py se debe llamar al interprete del lenguaje de programación Python. Para ello, teclea en la consola esto:

python nombre_script.py install


Hay algunas maneras más pero son ya muy minoritarias.

Fuente de la información: Web de Linux.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *